¿Qué le produce al vino su paso por barricas de roble?

Son 5 exponentes argentinos, el vino, en su proceso de elaboración, pueden ser distintas las etapas en donde esté en contacto con la madera.

 

Desde fermentaciones en cubas de roble hasta su añejamiento.
Antes de comenzar el artículo, quiero aclararles que cuando un vino pasa por barricas de roble no lo hace mejor, sino que lo convierte en un producto diferente. Suguramente es un tema que se da para el debate, pero eso lo dejaremos para otra oportunidad.

El vino, en su proceso de elaboración, pueden ser distintas las etapas en donde esté en contacto con la madera. Desde fermentaciones en cubas de roble hasta su añejamiento.

Si nos centramos en este último, es importante saber que las barricas donde «dormirá» el vino durante el tiempo que el enólogo lo crea necesario, no puede ser cualquier rincón que tengamos desocupado en la bodega.

La sala de barricas tiene que tener una temperatura y humedad especial, para que la madera no se vea afectada. Además no se pueden manipular autoelevadores que sean a combustión ya que el smog que producen afectaría notablemente al vino.

Ahora bien, el vino cuando está en plena etapa de crianza dentro de una barrica, no solo absorbe las características olfativas y gustativas que la madera pueda aportar, sino que también se sucede lo que se llama «micro oxigenación» producida a través de los poros de las duelas por donde pasan pequeñas microdosis de O2 a lo largo del tiempo que perdure la maduración en estas cubas.

El resultado esperado por cada enólogo es diferente. En mi opinión personal creo que el roble es un excelente complemento que muchas veces potencia las características del propio varietal. Pero también hay veces que cuando la madera le gana en potencia, muchas cualidades de la uva se ven «tapadas», siendo el roble lo único que terminamos sintiendo tanto en nariz como en boca.

El vino final termina mas armónico, redondo, con una mayor capacidad de guarda y en algunas ocasiones, también más concentrado.
FUENTE VINETUR

Compartilo: