5 Merlot para brindar en su día

Cada vez más Merlot se lucen de norte a sur de la Argentina ofreciendo distintos estilos de la clásica tinta del Pomerol francés.

 


Es cierto que el Merlot es una de las uvas tintas más aplaudidas en su Francia de origen donde brilla con exponentes indiscutibles en Saint Emilion y Pomerol. Pero, lejos de ahí, muchas veces cuesta que los consumidores la elijan cuando tienen ganas de disfrutar un gran tinto. Por eso, con la excusa del día del Merlot, que se celebra cada 7 de noviembre, elegimos 5 Merlot que valen la alegría encontrar en nuestras copas.
El clásico
«Para nosotros el Merlot tiene un valor muy alto por considerarlo un varietal noble por excelencia y es muy importante para nuestra bodega por dos razones. En primer lugar, representa una de las uvas que más participación tiene en distintas líneas», comienza Hubert Weber, el enólogo suizo que está al frente de Bodega y Cavas Weinert.

«Dentro de Weinert varietales, con el Merlot hemos visto un notable incremento en la búsqueda por el consumidor y en cartas de vinos en los últimos años. Además, el Merlot se lleva un gran porcentaje de la composición dentro de nuestras líneas de cortes: un 25% en Carrascal Corte Tinto y un 20% en la línea Cavas de Weinert. El segundo motivo está vinculado a este último punto sobre los cortes, ya que consideramos que es una variedad fundamental en los mismos para la armonización organoléptica entre varietales. Sus características integradoras aportan equilibrio, elegancia y sutileza entre Malbec y Cabernet Sauvignon», añade.

Lo que más disfruta Weber de trabajar con esta variedad es «que se destaca por su elegancia, complejidad y por una gran personalidad aromática. Además, tiene buena estructura, mucha fruta, gran versatilidad para ser trabajada en cortes y es un excelente acompañante gastronómico. Es muy importante tener en cuenta que es una uva muy delicada y, enológicamente hay que tratarlo con la delicadeza con la que se trata a un Pinot Noir».

¿Qué características distintivas tienen sus Merlot? «Para nuestros Merlot seleccionamos viñedos de pie franco, en zonas con tierras más arenosas como Lunlunta y Ugarteche, por lo que obtenemos como resultado Merlots muy elegantes y profundos. Además, la crianza en toneles de entre 2000 y 6000 litros, permite que el vino evolucione en complejidad profundizando su expresión aromática» explica el enólogo quien destaca que «al Merlot, al igual que al Cabernet, le gustan los terrenos más pobres, arenosos y pedregosos que permiten que las plantas produzcan bayas más chicas y por ende tenga mayor concentración, favoreciendo la tipicidad aromática».

Para celebrar el día Merlot Weber recomienda su Weinert Merlot 2011, que se luce según su hacedor con platos protagonizados con carne, como cordero o cortes magros como filé mignon o chocolates semiamargos con flor de sal.

El dato: muy pronto los vinos estarán disponibles en España gracias a la Importadora Salú! Vinos Argentinos.

El salteño

«El Merlot es una variedad a la que hay que tenerle afecto, dado que es una cepa que brota temprano y tiene un ciclo corto de maduración» comienza Rosario Sotelo, global marketing de Quara, situada en el corazón del Valle Calchaquí en Cafayate, Salta, quien agrega que además «envejece más rápido que las demás cepas, por eso es la elegida para nuestra línea Quara varietales, para obtener un Merlot joven».

Si hay algo que el Merlot siempre ofrece es una gran versatilidad. «Se puede sacar un buen partido a los aromas de pimientos y frutos secos, a sus taninos pulidos y a su elegancia llena de sabor» detalla Sotelo mientras subraya que las características distintivas de su Merlot joven son la suavidad y la presencia de taninos maduros. «El Merlot se expresa con concentración e intensidad de color y aromas, con presencia de las notas espaciadas bien típicas del terroir y la textura de los taninos firmes pero con elegancia y suavidad. Es un vino elegante, con buen balance en su acidez y muy versátil para su maridaje. Por sus características es un compañero perfecto para una gran variedad de platos, ya sean salados o dulces. ¿El maridaje ideal? Dulce de cayote + quesito de cabra + Quara Merlot».

El original

«El Merlot es muy significativo nuestra bodega porque fue el primer vino con el que nació el proyecto de Noche Oscura Wines, de ahí la frase en la etiqueta que dice: Este vino es el reflejo de que la voz interior es más fuerte que cualquier grito experimentado, es la estrella de la Noche Oscura, la que guió e iluminó nuestro camino» cuenta orgulloso Martín Cánepa, enólogo y alma de este proyecto de vinos de autor mendocinos quien agrega que «para mi el Merlot es una uva muy noble, fácil para trabajar tanto desde el viñedo como en su vinificación. Sus racimos son similares a los del Cabernet Sauvignon, no retienen humedad y tiene muy buen comportamiento. Aunque es un poco sensible a las heladas pero resistente a las enfermedades de la vid. En definitiva, es una variedad que nos da mucho placer».

Para los que tengan ganas de hacerse amigos del Merlot, los de Noche Oscura Wines «se caracterizan por tener estructura, carácter y complejidad, pero también elegancia. Son vinos que no van a pasar desapercibidos en el paladar del consumidor».

Sergio Meier -sommelier e impulsor de que se conozcan distintos proyectos de vinos de autor a través de Somos vinéfilos- agrega que «la finca de Ugarteche da vinos muy potentes y vibrantes porque se trata de un viñedo que está en el lugar más bajo y de menor producción, entonces la uva es muy concentrada en polifenoles y taninos y eso nos aporta más complejidad, estructura y carácter en los vinos».

¿Con qué Merlot celebrar su día? «Dada la época del año que se aproxima el calorcito recomiendo el nuevo ejemplar Merlot Rosé elaborado con uvas de IG Los Chacayes (Valle de Uco), mediante el método de sangrado. Es un vino fresco, untuoso y con gran carácter frutal, de taninos bien presentes y una acidez equilibrada, algo bien característico de la variedad» resume Meier quien como sommelier sugiere como acompañamiento del Merlot Rosé un buen tapeo de estilo catalán que incluya unos dips de mermelada de ciruela, tomates cherries y pesto de rúcula. Y para los amantes de los mariscos y frutos de mar, recomienda disfrutar el vino con un ceviche de lenguado, gambas al ajillo o langostinos a la provenzal ya que «este Merlot es un ejemplar que nos va a pedir una opción gastronómica que tenga contundencia al paladar».

El patagónico

«El Merlot para nosotros significa contar con una variedad noble de donde obtenemos una varietal típica con el origen patagónico, versátil y gran componente de corte que combina muy bien con el Cabernet Franc y el Malbec» comienza el enólogo mendocino Ricardo Galante, al frente del equipo enológico de Bodega del Fin del Mundo, en San Patricio del Chañar, Neuquén; para quien trabajar con el Merlot es puro juego ya que «es que es una variedad versátil y muy noble que me permite elaborar tanto para vinos jóvenes como para vinos de crianza, y además es una variedad que aporta muchas características sensoriales a un corte».

En la Patagonia Galante obtiene Merlot bienfrescos y frutados, con notas minerales, mucha tipicidad y una gran estructura. Como su Reserva Del Fin Del Mundo Merlot que se luce a la vista un color rojo púrpura, en nariz seduce con un aroma muy frutado y en boca es complejo, sedoso y con un gran final. Y claro que el maridaje sugerido por el enólogo es 100% regional: ya que recomienda acompañar el vino con un cordero patagónico a las brasas.

El extremo

«El Merlot es uno de los vinos más nuevos e importantes de Otronia, ya que de alguna forma ha generado que se hable del Merlot de la Patagonia extrema» comienza Juan Pablo Murgia, gerente de enología del grupo Avinea quien cuenta orgulloso que en Otronia -la bodega más austral de la Argentina situada en Capitán Sarmiento, Chubut- «lo destinado al Merlot es un bloque (el #8) que es una joya muy especial de nuestro viñedo y al mismo tiempo un gran desafío ya que como país somos muy conocidos por el Malbec y menos conocidos por esta variedad. Pero también es una de las grandes variedades del mundo y que puede lograr una fineza y delicadeza como pocas».

¿Qué características distintivas tiene el Merlot tan al sur del mundo? «La principal característica es el lugar donde está ubicada Otronia, en el corazón de la Patagonia en el paralelo 45´33, probablemente, la última frontera en el sur para cultivar viñas. Allí encontramos una heterogeneidad de los suelos, con vientos permanentes y el clima frío y seco garantizan una producción de uva orgánica libre de enfermedades» describe Murgia quien sugiere brindar por el día del Merlot con su 45 Rugientes Merlot 2019 elaborado con uvas provenientes de la chacra 22 que tiene una hectárea de Merlot con una densidad de 7000 plantas y presenta un suelo dominado principalmente por la arena y algunas capas de arcilla y rocas aluviales calcáreas, lo que da vida a un vino que su hacedor describe «con buena frescura, expresivo, equilibrado y elegante con un final de boca persistente. En nariz tiene aromas de fruta roja fresca, jalea de membrillo, notas especiadas de pimentón dulce, pimienta negra y mentol».

Al estar en un lugar tan único, el Merlot se expresa con un carácter totalmente distinto, lo que para Murgia genera una nueva definición de Merlot en Argentina. «Con la esencia de Sarmiento, Chubut, bien presente que da un perfil balsámico, frutal y herbal en nariz y una boca que sorprende con su fluidez al comienzo y su larga persistencia, una combinación muy difícil de lograr en los vinos y que como un gran ejemplar de Merlot de la Patagonia debe ir acompañado con un cordero a las brasas».
FUENTE VINETUR

Compartilo: