Maridajes únicos para disfrutar un Whisky Escocés

Beber y comer son dos maravillosos placeres de la vida, especialmente si se maridan a la perfección.

Disfrute estos pairings acompañados de un whisky single malt y eleve a otro nivel su experiencia sensorial.
El arte del maridaje de alimentos se denomina así porque se requiere una fuerte atención a los detalles. Los perfiles de las diferentes bebidas hacen resaltar sabores de fondo y gestos únicos en los diferentes alimentos.
Degustar whiskies de distintas edades y madurados en distintas barricas, forma parte de la diversión de descubrir el whisky escocés, el principal whisky del mundo y la bebida espirituosa preferida por los consumidores. Cuando disfrutamos de un whisky single malt, sabemos que su elaboración y su proceso de destilación es único, por lo que acompañarlo con el maridaje adecuado ayudará a incrementar las notas de cada expresión”, explica Ramón Cardona, The Macallan Brand Ambassador en Colombia.

Carnes, quesos, mariscos, semillas, chocolate y postres son algunas de las mejores opciones de comida para maridar con un whisky escocés.

Pero, ¿qué tipos de carne, queso, marisco y chocolate combinan mejor, por ejemplo, con whiskies ligeros o de gran cuerpo?

Cardona, experto en whiskies de lujo y embajador The Macallan en el país —una de las destilerías más reconocidas a nivel mundial—, nos comparte los maridajes ideales para acompañar una copa de whisky escocés.

maridajes
Salmón ahumado: “Los que crecen juntos, van juntos”. Nunca antes ha sido más cierto este dicho y el maridaje que veremos a continuación así lo demuestra. En el noreste de Escocia se encuentra la destilería The Macallan con vista al río Spey, famoso en todo el mundo por la pesca del salmón y la calidad del pescado. El salmón ahumado combinará de forma excelente con The Macallan Double Cask 12 Years Old, servido con mucho hielo, coronado con soda y adornado con una gran cáscara de limón. Este cítrico cortará el rico humo del salmón, mientras que la soda, que añade efervescencia, complementa la textura del plato.
Aceitunas: Existen muchas variedades de aceitunas y la elección de la más adecuada para maridar con Macallan se reduce a la simplicidad. Conservas, frascos, negrasm, verdes y en general cualquier tipo de aceituna puede maridar bien, incluso, si está rellena. La clave es elegir una que no sobrecargue la bebida, sino que se mantenga por sí sola como un equilibrio salado.
Queso: El whisky y el queso tienen muchas cosas en común. Ambos son añejos y se presentan en muchos sabores diferentes. Por eso el queso es un buen maridaje con el whisky. El cheddar añejo combina bien con los whiskies de sabor ahumado. Mientras que el queso azul fuerte va bien con el whisky más fuerte. Los quesos blandos, como el brie o el queso de cabra, van bien con whiskies ligeros y fragantes con un toque de dulzura. El comté y gruyère son famosos por su sabor ligeramente a nuez. Este tipo de queso combina a la perfección con un rico y aceitoso whisky madurado en barrica de
jerez.
Chocolate: El chocolate y el whisky se complementan muy bien. En lugar de optar por un chocolate dulce, elige barras de chocolate oscuro. Si te gusta el chocolate con leche, especialmente con frutas o frutos secos, acompáñalo con un escocés ligero con notas afrutadas como The Macallan Sherry Oak 12 Years Old o The Macallan Harmony Collection Rich Cacao, una expresión con notas de vainilla, elaborado a partir de una armoniosa combinación de barricas de roble europeo y americano. En general, lo mejor es adaptar la intensidad del chocolate al whisky. Si el whisky tiene un sabor muy fuerte, intenta que coincida con la intensidad del cacao. Pero si se trata de un whisky delicado y rico, hay que optar por un sabor más suave.
Frutos secos: Los frutos secos no pueden fallar nunca. Sólo hay que ser un poco innovador para mezclar y combinar.
Aunque hay que tener cuidado al mezclar los sabores. Tenga en cuenta qué sabor de frutos secos y whisky se complementan.
Por ejemplo, los frutos secos más dulces irán bien con los whiskys fuertes con turba, mientras que los whiskys más dulces van bien con los amargos. Los whiskys con sabor a humo van bien con los frutos secos muy tostados.
Filete: Si se trata de una cena y no está seguro de qué servir con el whisky, elija filetes a la parrilla. Este maridaje nunca puede fallar. Los filetes van muy bien con whiskies de cuerpo medio. Los whiskies que tienen un sabor rico, profundo y ahumado funcionan muy bien con la carne. Aunque hay que experimentar un poco según los sabores que se pongan en el filete y su contenido de grasa. Si se trata de un corte un poco más magro, The Macallan Rare Cask va bien con él.
Tarta de manzana: Este postre va increíblemente bien con whiskies ligeros y fragantes que tengan un toque de dulzura.
Puede servirse con whiskies de malta añejados en barricas de roble europeo y americano sazonadas con jerez y barricas de roble americano ex-bourbon.
Esta compleja combinación de barricas de roble proporciona un carácter extraordinariamente suave y delicado, lleno de cítricos, vainilla y roble fresco como The Macallan Triple Cask Matured 12 Years Old.
El sabor a caramelo de la barrica bourbon complementa excepcionalmente bien la tarta.
FUENTE VANGUARDIA

Compartilo: