En esta Producción, Vinos & Bodegas te recomienda Cinco Nuevas Etiquetas

Recién llegadas al mercado y que celebran la diversidad, de la mano de diferentes variedades y terruños.

Los Bocheros Cabernet Sauvignon 2018 – Bodega Lamadrid Estate Wines – Precio sugerido: $430

Es una nueva línea de vinos desarrollada por los hermanos Héctor y Pablo Durigutti y cuyo nombre surgió luego de que descubrieran, al remodelar la casona de la bodega, que allí se emplazaba la vieja cancha de bochas del barrio. Esto da una pista de lo que ofrece el vino, que busca más «tomabilidad» que complejidad. Este ejemplar de Agrelo, proveniente de viñedos orgánicos, se luce con una fruta roja fresca y un toque de pimiento rojo clásico. La madera acompaña, sin tapar la materia prima. En boca es amplio e intenso aromáticamente, pero nunca denso. Sí ofrece un toque apenas sucroso pero su espíritu es más bien de paso suelto, aunque sus taninos, algo díscolos todavía, hagan pensar en un vino full bodied. Tiene una linda acidez que perdura y extiende su vida en el paladar.

Pyros Valle de Pedernal Appellation Malbec 2016 – Bodega Pyros Wines – Precio sugerido: $490

La expresión «bomba de frutas» quedó un poco vintage a esta altura, pero se aplica muy bien a este Malbec que proviene del «Puerto Madero» de San Juan: el Valle de Pedernal, una zona que por su microclima y especialmente por sus suelos, ganó fama en la última década. Es interesante porque en nariz ofrece mucha fruta roja brillante y en alta definición, además de especias y un dejo a hebras de té. La madera está latente pero nunca llega a ser un cliché. En boca premia con paso largo y fluido, ganando protagonismo su perfil herbáceo, con un toque extra a regaliz. Excelente acidez. Diferente y disfrutable.

Altos La Ciénaga Reserva Edición Limitada Malbec – Bodega Altos La Ciénaga – Precio sugerido: $1.200

Siempre celebramos la diversidad. Siempre señalamos lo importante que es tener vinos en un amplio abanico de estilos. ¿Qué pasaría si todos los vinos fuesen ácidos y mordientes, sin madera? ¿Qué pasaría si nos olvidáramos de los consumidores que buscan y seguirán buscando vinos potentes, estructurados y hasta un poco salvajes? De eso habla este Malbec firmado por «Rolo» Díaz, el enólogo que ayudó a volver a poner en el mapa a los vinos tucumanos en la última década. Su trabajo es muy valorable, porque empezó de cero, haciendo vinos artesanales en tanques de plásticos y hoy es todo un referente de esa zona del NOA. Y este vino, sin dudas, habla del sol y de terruños extremos. Aparecen frutas rojas y negras confitadas y muchas especias. Es intenso, potente aromáticamente. Y esto se replica en el paladar, con buena concentración y taninos firmes, con agarre, de textura rugosa, y una acidez que hace que el paso sea más vibrante. De esos vinos que no pasan desapercibidos y no saben de modas.

Nieto Senetiner Trilogía de Bonarda Agrelo 2018 – Bodega Nieto Senetiner – Precio sugerido: $700

El enólogo Roberto González asegura que a la Bonarda «le está pasando lo mismo que al Malbec en la década del ’90», cuando era una variedad desconocida y hoy es sinónimo de prestigio en los mercados internacionales. Y no fue hace mucho tiempo que él y otros enólogos pensaron que si hacían bien los deberes, entonces el Bonarda se transformaría en un vino de culto; «y así fue». La bodega ahora muestra la paleta versátil de esta cepa con una «trilogía» de vinos provenientes de Agrelo, Tupungato y Lavalle. En el caso del ejemplar de Agrelo, nos encontramos con un vino sumamente expresivo y hasta complejo, que entrega notas de frutas que recuerdan a las ciruelas y a las guindas, sobre un fondo herbáceo. En boca es jugoso, largo, con buena acidez y taninos maduros, de pulso dulzón, con una madera que habla no muy fuerte. En definitiva, un «comfort wine» para paladares universales. Detalle: se vende únicamente en la bodega, en Mendoza, o en Casa Nieto Senetiner, en Ciudad de Buenos Aires.

Don Nicanor Barrel Select Cabernet Franc 2017 – Bodega Nieto Senetiner – Precio sugerido: $685

Otro vino de la bodega, en este caso con la firma de Santiago Mayorga y que proviene de Vista Flores, Valle de Uco. «El Cabernet Franc es una cepa que nos gusta mucho y que tiene auge en Argentina, y nos sorprendió a medida que iba evolucionando en barrica, por eso, decidimos hacer un embotellado de pocas botellas», explicó el enólogo, quien acaba de presentarlo en sociedad. Nos gusta por su paleta perfumada, que suma frutas rojas y negras, de sana madurez, con toques levemente especiados y una madera que se complementa muy bien. En boca ofrece una agradable textura, con un paso amable, si bien tiene su carácter. Más allá de la madurez, tiene su dosis de acidez, que evita que canse el paladar. Un rico vino y a muy buen precio, que viene a sumarse a la cada vez más amplia pero aún limitada oferta de Cabernet Franc accesibles
FUWENTE IPROFESIONAL

Compartilo:

@