En 9 de Julio Produjeron un Vino que ya deleita el Paladar de Varios

La uva la trajeron desde Mendoza y embotellaron 146 litros, y para este año ademas de producir vino, aprovecharan el orujo de la uva y harán destilado. Lo producido no lo venden y lo comparten en familia y amigos.
La historia de producir vino casero en 9 de Julio no es nueva, nuestros abuelos italianos o españoles podrían contar varias anécdotas vitivinícolas. Sin embargo hoy en 9 de Julio son muy pocos los lugares que cuentan con una pequeña parra, y su uva no asegura poder obtener un buen vino.

Sin embargo hace tres años dos vecinos inquietos y alentados por un tercero se embarcaron en poder producir vino, pero con uva traída de la provincia de Mendoza, entre prueba y error, generaron algunos litros.
No obstante hacia finales del 2018, un tercero “socio” se sumó a esta buena locura de producir vino, y adquirieron 220 kilos de uva Malbec y Criolla, que tras su proceso que comenzó en mayo 2019, su maceración en barriles de acero inoxidable de cerveza, les produjo 146 litros de vino tinto, que embotellaron en diciembre 2019, y se denota un color rubí, en nariz aroma a ciruela y en el paladar se percibe dulce, fresco y de agradable sabor.

Son Pablo Utello, Luis Ventimiglia y Ricardo Debernardi (este último se sumó en el 2019), y contaron su experiencia de producir vino en dialogo con El Regional Digital, que dicho sea de paso, luego de la nota se compartió una copa de este buen vino, que no se vende y si sus creadores, lo comparten con la familia y amigos.

“Esto lo arrancamos en una primera etapa hace tres años, cuando Cacho Wolf, tío de Luis Ventimiglia, fue quien nos invitó e introdujo en este arte, y de allí comenzó todo”, recordó Pablo Utello.
En cuanto a la última producción, Utello remarco que fue Ricardo Debernardi, quien al enterarse nos animó a volver a producir. Ricardo trajo la uva que llego de Mendoza a Buenos Aires, humildemente lo que hemos hecho es un vino casero y que seguramente iremos hacer más”, dijo Pablo Utello, quien aseguro su padre, Edgard Utello se sorprendió con el vino que compartieron en navidad y año nuevo.

Por su parte Ricardo Debernardi, reflexiono que ha sido para él todo un aprendizaje y el vino nos gusta. Además el vino tiene algo mas allá, te junta, te une, pasas un buen momento. Y haber arrancado desde la uva es interesante, sostuvo el agrónomo y productor rural.

En tanto que Luis Ventimiglia, llevando adelante los consejos de su tío, optaron por tener la última uva cosechada de la zafra mendocina (marzo/abril), ya que tiene mayor cantidad de azúcar, y agrego que en este tiempo de haber hecho vino, hay aciertos y errores que se cambiaran para la próxima producción, que tiene como objetivo lograr este año 2020.

De cara la próxima maceración de vino, Ventimiglia informo que aprovecharan el orujo, para realizar un destilado, que saldrán distintas calidades.
FUENTE EL REGIONAL DIGITAL

Compartilo:

@