Vinos de La Mancha

Los vinos de D.O. La Mancha proceden de la gran zona vinícola que representan gran parte de las provincias de Ciudad Real, Cuenca, Albacete y Toledo; con más de 170 000 hectáreas de viñedos regados por los ríos Júcar, Tajo y Guadiana, es conocida como “La Bodega de Europa”, incluyendo más de 250 bodegas, algunas de enormes dimensiones, instaladas en un total de 182 municipios.

Características de los vinos de La Mancha
La Mancha cuenta con el mayor viñedo de toda Europa, siendo la región vitivinícola con mayor extensión del mundo. Es una zona donde la calidad prima sobre la cantidad, al no ser muy elevado su rendimiento por hectárea. La uva crece a unos 700 metros de altitud, con un clima continental de inviernos fríos y veranos cálidos, en unos suelos de tipo calizo.

Sus vinos tintos tienen una graduación alcohólica que oscila entre los 11,5º y los 13º, con un envejecimiento que se realiza en barricas de roble.
Sus vinos blancos y rosados presentan una graduación de entre 10,5º y 13º, mientras que los naturalmente dulces van de los 13º a los 15º.

También cuenta con una gran variedad de vinos espumosos y de aguja.

Las variedades de uvas que se utilizan para elaborar los vinos de La Mancha son tanto blancas como tintas:

Uvas blancas: Viognier, Riesling, Gewürztraminer, Torrontés, Parellada, Pedro Ximénez, Moscatel de grano menudo, Verdejo, Sauvignon Blanc, Chardonnay, Macabeo y Airén.
Uvas tintas: Pinot Noir, Cabernet Franc, Malbec, Graciano, Petit Verdot, Merlot, Syrah, Cabernet Sauvignon, Moravia, Gamacha y Tempranillo.
La Ruta del Vino de La Mancha
Parte de Las Rutas del Vino de España, proyecto impulsado por la Asociación Española de Ciudades del Vino (ACEVIN), La Ruta del Vino de La Mancha te permite descubrir no solo el patrimonio vinícola de esta zona de España, sino también toda su riqueza natural, histórica y cultural.

La Ruta del Vino de La Mancha te conduce por los escenarios y sabores más quijotescos y cervantinos de la geografía castellanomanchega, mostrándote lo mejor de sus tierras. La ruta discurre por la llanura manchega, abarcando 6 pueblos de las provincias de Toledo, Albacete y Ciudad Real: Villarrobledo, El Toboso, Socuéllamos, Campo de Criptana, Tomelloso y Alcázar de San Juan. Pronto te das cuenta de que estás entrando en la zona vitivinícola más grande del mundo, con una horizontalidad infinita en la que impresionan las onduladas vides que se pierden en la lontananza.

La oferta vinícola de La Ruta del Vino de la Mancha es muy variada y amplia: festivales, ferias, fiestas, rutas senderistas, cicloturistas y de 4 x 4, visitas a viñedos y bodegas, concursos… todo con el objetivo de sumergirte en su océano de viñedos para descubrir su historia y sus sabores.
FUNENTE VINETUR

Compartilo:

@