Chubut ya tiene su Primera Indicación Geográfica

Vinos argentinos, cada vez más australes.

 

 

Son 12 hectáreas de viñedos, una cifra ínfima si se las compara con las 220.000 que hay en todo el país. Sin embargo, las características climáticas y geormofológicas del suelo de esta zona, bien al sur del mapa de la Argentina, generan que los vinos que allí se producen sean únicos e irreplicables.

Hablamos de Trevelin, una localidad ubicada en el departamento Futaleufuú, al noroeste de la provincia de Chubut. Y es noticia en el mundo del vino porque acaba de ser reconocida por el Instituto Nacional de Vitivinicultura (INV) como una Indicación Geográfica (IG).

¿Qué significa? Según marca la ley 25.163, que regula la denominación de vinos, en su artículo 4° plantea que una IG es el nombre que identifica un producto originario de una región, una localidad o un área de producción delimitada del territorio nacional no mayor que la superficie de una provincia o de una zona interprovincial ya reconocida.

Además, establece que la IG solo se justificará cuando determinada calidad y las características del producto sean atribuibles fundamentalmente a su origen geográfico. Esto fue lo que ocurrió a fines de 2019 con los vinos que se producen en la zona de San Pablo, en Valle de Uco.

En el caso de Trevelin, cabe destacar que los impulsores de la propuesta y solicitud fueron los responsables de Bodega Casa Yagüe, que iniciaron el proceso en el año 2018. Además, las otras dos bodegas pioneras de este valle son Viñas del Nant y Fall y Contracorriente.

Según explicaron desde Casa Yagüe, que elabora vinos con una acidez natural muy destacable, se realizaron «investigaciones de suelo, clima, análisis sensoriales de las variedades producidas en el valle de Trevelin» y así se definió un área geográfica.

Te puede interesar
5 nuevísimos y buenos vinos para descubrir en cuarentena, más allá del Malbec
Así, tras dos años de gestión, Trevelin se convirtió en una indicación geográfica (IG), tal como se publicó el 6 de agosto en el Boletín Oficial, donde se consigna que se cumplieron todos los requisitos, destacando además que esta nueva IG «está formada por terruños con cualidades distintivas, aptos para la producción de vinos de calidad».
«Las variaciones climáticas son cada vez más drásticas y sus efectos permiten la expansión de la viti-cultura en territorios extremos, antes impensados. Trevelin es un ejemplo claro de ésta situación. Para comprender correctamente las particularidades de los viñedos de la zona, debemos ubicarnos geográficamente en la Patagonia Argentina, en una zona comprendida entre los Paralelos 43*07 S y 43*18 S, limitando al Norte con el río Futaleufú y el Parque Nacional Los Alerces, y al sur con la cota de promedio de 600 msnm en el faldeos del valle orientado al norte», explicaron los impulsores de la IG.

«Trevelin, como zona cordillerana tiene ciclos estacionales muy marcados y diferentes a las regiones viticultoras tradicionales, como por ejemplo las heladas, las lluvias y la nieve concentradas entre los meses de abril y agosto, que suelen alcanzar un promedio de 1.000 mm al año, y en primavera los vientos que predominan desde la cordillera y el limite con Chile», agregaron.

Además, explicaron que las temperaturas mínimas suelen superar los -4,5 grados en primavera y otoño, con posibilidades de sufrir heladas durante el verano; mientras que las temperaturas máximas se registran en enero y febrero, cuando superan los 30 grados centígrados. «Estas condiciones influyen en la personalidad y carácter de vinos únicos de marcada acidez natural», especificaron.

«Creemos que Trevelin tiene las bondades necesarias para realizar un buen vino, buscamos encontrar el punto de equilibrio entre el clima, el suelo, la planta y el vino. Nos desafiamos constantemente para lograr vinos honestos con identidad, únicos e inolvidables, donde la amplitud térmica y el control de las heladas son un factor determinante de los grandes vinos de Trevelin. El objetivo es siempre que el vino exprese de la mejor manera su terroir.comienzo a una nueva región y a dibujar un mapa con nuevos perfiles de vinos», afirmó Marcelo Yagüe, dueño de Bodega Casa Yagüe Vinos Australes
FUENTE I PROFESIONAL

Compartilo: