La Embajada Argentina en China le abre sus puertas a la vitivinicultura y buscará potenciar sus exportaciones

En una reunión con directivos de la Corporación Vitivinícola Argentina (COVIAR), agregados comerciales y consulados ofrecieron intercambiar información, avanzar en análisis de mercados y promoción e incluso usar su infraestructura y recursos humanos para realizar rondas de negocios y encuentros con importadores.

 

El rol estratégico de este mercado.

Mendoza, 01 de septiembre de 2020 – La promoción de las exportaciones sigue como prioridad en la agenda institucional de la Corporación Vitivinícola Argentina (COVIAR) y ahora el turno fue China, un mercado estratégico y con enorme potencial para las exportaciones argentinas. En una reunión virtual por ZOOM entre el equipo comercial de la Embajada Argentina en China, encabezados por el consejero de la sección Económica y Comercial, Julián Canessa, y representantes de los consultados en Beijing, Guangzhou y Hong Kong, se acordó una política de puertas abiertas de la Embajada y los consulados argentinos en las distintas ciudades chinas con el objetivo de promover las exportaciones en este importante mercado, intercambiar información estratégica y análisis de mercados, trabajar en una agenda común de promoción e incluso se puso a disposición (para cuando se pueda) las oficinas consulares para que puedan ser usadas por los propios exportadores para recibir y tener reuniones de trabajo con importadores, con la asistencia y coordinación del personal argentino apostado en tierras chinas.

A la reunión, asistieron el presidente de la COVIAR, José Alberto Zuccardi, y representantes de las cámaras del mosto, Fernando Morales, de vino a granel, José Bartolucci, de la Cámara de Productores Vitícolas de San Juan, José Molina. Por Wines of Argentina, unidad ejecutora responsable de la promoción externa de los vinos argentinos en el mundo, estuvieron presentes Mario Giordano y Magdalena Pesce; Claudia Quini por el Instituto Nacional de Vitivinicultura (INV); y por los gobiernos de San Juan, estuvo presente el ministro de Producción y Desarrollo Económico, Andrés Díaz Cano, con miembros de su equipo económico, y por Mendoza dijo presente Mario Lazzaro, director de ProMendoza. También aportó su análisis Marcelo Elizondo, especialista en comercio exterior a cargo de la unidad de Negociaciones Internacionales de COVIAR.

Para la vitivinicultura argentina, China es un mercado estratégico y con gran potencial. Según datos relevados por el Observatorio Vitivinícola Argentino, unidad ejecutora estadística de COVIAR que administra la Bolsa de Comercio de Mendoza, China es un mercado que al 2019 importó vinos fraccionados por un total de 454,5 millones de litros, del que Argentina sólo participó en un 1%, mientras que en vinos a granel el gigante asiático importó por un total de 137 millones de litros, siendo que Argentina sólo participó con el 6% de esa cantidad.

Lo destacable es que las exportaciones de vinos argentinos a China vienen creciendo, con un fuerte salto de los envíos de graneles en 2019 y lo que va del 2020, mientras que es un mercado atractivo para todos los productos de la cadena vitivinícola, incluido el mosto o jugo de uva concentrado, las pasas y la uva en fresco.

Con el firme objetivo de promover las exportaciones vitivinícolas en China, es que se comenzó a trabajar en una serie de encuentros e intercambios que van a seguir de aquí a fin de año con miembros de la Embajada.

“La reunión es muy positiva y hay varios canales de comunicación abiertos y una agenda de trabajo que se puede retomar antes de fin de año para seguir intercambiando información y visiones”, señaló José Alberto Zuccardi, presidente de COVIAR.

Lo primero que se planteó desde la Embajada Argentina en China fue que China decidió abrir una investigación por dumping contra los vinos australianos y eso puede tener un fuerte impacto a futuro. Mientras tanto, los aranceles que hoy tiene la producción nacional están en línea con el Mercosur y una negociación en base a aranceles se debería encarar de forma multilateral con el bloque, lo que es de difícil aplicación, advierten.

“Lo que sí debemos es trabajar en posicionar vinos de calidad, vinos que tengan reconocimiento en el público y aquí ese mercado está creciendo. El chino que consume vino es un consumidor que ha viajado a Europa, que ha probado el vino y es un mercado pequeño para China, pero con grandes probabilidades de crecimiento”, afirmó Julián Canessa, para quien es clave trabajar en el posicionamiento de la marca del vino argentino, sobre todo en el fraccionado.

“Consumir vino en China es un elemento de estatus y de diferenciación social”, afirman desde las embajadas, para quienes hay que pensar en segmentar y plantear distintas estrategias regionales para abordar a China como mercado. “Hay que concentrar esfuerzos en provincias, ciudades y regiones para obtener resultados”, agregó Canessa.

“Hay que trabajar en asociaciones y en posicionar la marca de vino país en segmentos altos de precios donde Argentina puede competir. Frente a la debilidad del vino argentino como marca, la propuesta es trabajar vino y carne, vino y cultura, vino y turismo”, explican desde la Embajada.

Desde Wines of Argentina (WofA) se explicó lo que se viene haciendo desde hace casi diez años en lo que es promoción del vino y la marca país en China. Una estrategia sostenida en la que desde este año, en su nuevo plan de negocios, se decidió apostar fuerte al marketing digital con cinco partes bien definidas: el reconocimiento de marca país, aumentar la percepción positiva de Argentina que tengan los consumidores, el sector comercial y los líderes de opinión en materia de vinos en China. En trabajar en el posicionamiento del vino argentino en segmentos medios y medios – altos de precios, porque hay segmentos en los que no se puede competir en precio con países como Chile, y por último las ventas: “estamos haciendo mucho esfuerzo por hacer crecer nuestras audiencias y el perfil comercial para poder traducir esto en mayores ventas de vino argentino en China”, explicó Magdalena Pesce, quien adelantó que en breve se lanzarán nuevos perfiles oficiales de WofA en las redes sociales y plataformas digitales de uso masivo en China como primer paso de la nueva estrategia mientras se espera que vuelva una cierta normalidad tras las consecuencias del COVID19.

Sobre la potencialidad del mercado chino para la Argentina, el especialista Marcelo Elizondo, de la unidad de Negociaciones Internacionales de COVIAR, se mostró más que optimista al señalar que “China es el gran mercado para la Argentina”.

“El perfil de la oferta exportable de Argentina, crecientemente basado en la agroproducción, hace pensar que el crecimiento de las exportaciones a China se va a acrecentar todavía más. Lo primero que hay que decir es que la reconversión de exportaciones argentinas para achicar la balanza deficitaria con China es algo que deberíamos imaginar para adelante”, afirmó Elizondo, para quien la matriz productiva exportadora de Argentina tiene mucho más para crecer en Asia y en China que en mercados tradicionales como América Latina, por lo que todos los esfuerzos que se puedan hacer en ese sentido van a ser mucho más productivos.

Compartilo: